Censurado

“La censura, el veto a la libertad de expresión de las ideas y a la expresión artística, terrenos ambos en que la libertad es consustancial, proviene del poder de las instituciones religiosas y del poder público. Y tiene su fuente en el temor -de hecho infundado- de que la expresión libre disminuya o limite ese mismo poder”, escribió alguna vez Jorge Alberto Manrique, crítico de arte, ex-director del Museo Nacional de Arte y del Museo de Arte Moderno. Y víctima él mismo de la intolerancia. ¿Cuáles son los blancos de la censura en México? El sexo, principalmente.

Ayer me dijeron por ahí, que lo que postíe sobre un método para extender la vida de un hombre recibió malas críticas. Bueno, pido perdón. No es la intención ofender a nadie. Pero si era mi intención que alguien, allá afuera, haya tenido una opinión.

Ahora solo quiero exponerles casos de censuras a la libertad de expresion a costa de fanatismo, y/o de abuso de poder:

1. En septiembre del 2000, agentes de la policía municipal de Tijuana arrestan a un grupo de artistas y estudiantes de la escuela de humanidades de la Universidad Autónoma de Baja California, que filman en la vía pública un video en el que dos protagonistas aparecen disfrazados de policías con cadenas amarradas al cuello. Uno de ellos, Iván Díaz Robledo, declara a la prensa: “El director de seguridad pública municipal me reprendió, me dijo que era una vergüenza, que estaba indignado de las porquerías que se enseñaban en la Universidad, que lo que estábamos haciendo no era arte, no era nada”.

Que mamada que te la estés pasando bien, queriendo hacer un filme y por el aspecto de protagonista la policía, que sirve para cuidarnos, te reprenda y te humille por tu expresión. Censura por Abuso de Poder.

2. Después de presentarse en el Museo Cuevas de la ciudad de México y el Centro Cultural de Santo Domingo en Oaxaca, la exposición Homenaje al lápiz se traslada en agosto del 2000 al Museo del Periodismo y las Artes Gráficas de Guadalajara. Allí, previamente a la inauguración, trece de las 200 obras se quedan empaquetadas por instrucciones de la directora, Yolanda Carvajal, quien les atribuye “contenido erótico” (“60 por ciento de los vístantes son adolescentes y carecen de criterio para asimilarlo con madurez”). Ante las continuas presiones de la sociedad civil y de la comunidad artística, el patronato del museo ordena que la muestra se monte completa. Pero a los pocos días, dos jóvenes entran al recinto y despedazan “La patrona” de Manuel Ahumada (un dibujo de Juan Diego con un ayate en el que aparece Marilyn Monroe). Son detenidos. Los cardenales Norberto Rivera y Juan Sandoval Iñiguez avalan la destrucción de la obra “por parte de los dos jóvenes ofendidos” y ofrecen pagar daños y multa. Ahumada no demanda a los agresores, Yolanda Carvajal (amenazada de muerte) renuncia a su puesto. Se abre una ardiente polémica en torno a la libertad de expresión, la censura de la Iglesia, los sistemas de seguridad de los museos y… el aborto, ya que el incidente coincide con la iniciativa de ley para despenalizar el aborto presentada por la entonces jefa de gobierno capitalino Rosario Robles.

Pues aquí paso que la directora Yolanda Carvajal cometió el error de censurar unas obras que formaban parte de una exposición y obviamente la comunidad artística se iba a negar. Por la combinación de erotismo y religión, unos FANÁTICOS, sintieron la responsabilidad de actuar en nombre de Dios, a costa de la libertad de expresión. Obviamente los magnates religiosos no se dieron a esperar y muy descaradamente aprueban y apoyan estos comportamientos retrogradas. Censura por Abuso de Poder y Fanatismo.

Ahí les va una foto del cuadro que destrozaron esos vándalos, para que vean lo ofensiva que es:

La Patrona por Miguel Ahumada

3. En la Biblia dice que Dios creo al hombre, etc. etc. y que le dio a la mujer de compañera. También dice que en todo el Jardín del Edén había muchos arboles con muchos frutos. Adán y Eva podian comer del árbol que ellos decidieran, excepto del árbol del “fruto prohibido.” Dios explicitamente les prohíbe comer de el. He ahí la primer censura de la humanidad. Aparentemente, la censura es un regalo de Dios. Censura por Abuso de Poder.

La censura es tan vieja como la humanidad. Es imposible caerle bien a todos. Esto es igual con el arte. En alguna ocación leí: La función del arte es provocar. Amor u Odio.

Cada quien hace de su culo un papalote.

Gracias. Bye.

Comments

comments

Leave A Comment