Política Infernal

Al estar recabando información para un proyecto de escuela de la materia Derecho electoral en el cual tenia que plasmar si estaba o no de acuerdo con el sistema electoral y el por que de tal argumento, se me vino a la mente salir de la rutina  y no entregar un ensayo cualquiera del tema, lo quise ver de forma irónica y por que no un poco chusca ya que un ensayo directo de critica se ve ante los ojos de generaciones mas viejas como ideas revolucionarias y alocadas por así decirlo;  es por ello que hay que saber decir las cosas y tener  el touche para expresarlo.  Siempre hay que ver el lado chistoso a la vida por ello  elabore esta parábola que expresar el vulgar y aveces sinico sistema político que tenemos y el aun mas cómico método que se lleva a cabo para las elecciones de nuestros “respetados” gobernantes.

Un poderoso senador muere después de una prolongada enfermedad. Su alma llega al paraíso y se encuentra con San Pedro en la entrada.
“Bienvenido al cielo”, dice San Pedro. “Antes de que te acomodes, parece que hay un problema. Rara vez ver a un funcionario de tan alto mando es mandado a estas partes, por lo  que no estoy seguro de qué hacer contigo.”

“No hay problema, déjame entrar”, dice el senador.

“Pues, me gustaría, pero tengo órdenes de más arriba. Lo que haremos será hacerte pasar un día en el infierno y otro en el cielo. Entonces así podrás elegir dónde pasar la eternidad.”

“Realmente, he tomado mi decisión. Quiero estar en el cielo”, dice el senador.

“Lo siento, pero tenemos nuestras reglas”.

Ya sin remedio, San Pedro lo acompaña hasta el ascensor y  baja, baja, baja al infierno. Las puertas se abren y se encuentra en medio de un verde campo de golf. A lo lejos hay un club y de pie delante de él están todos sus amigos políticos que habían trabajado con él, todo el mundo estaba muy contento y en traje de noche. Corren a saludarlo, lo abrazan y recuerdan los buenos tiempos con los que se enriquecían a costa del pueblo. Juegan un agradable partido de golf y luego cenar en la langosta y caviar. Se encuentra también al Diablo, que realmente es un tipo muy amable que se divierte contando chistes y bailando. Están teniendo un tiempo tan bueno que antes de que se dé cuenta, es hora de irse. Todo el mundo le da un gran abrazo y lo saludan mientras sube al ascensor. El ascensor sube, sube, sube y se reabre la puerta del paraíso donde San Pedro lo está esperando.

“Ahora es el momento de pasar al paraíso.”

Así pasa las 24 horas con el jefe de Estado en el cielo relacionándose con un grupo de almas pasando de nube en nube, tocando el arpa y cantando.Tienen un buen rato y, antes de que él se diera cuenta, las 24 horas habían pasado San Pedro.

“Pues bien, te has pasado un día en el infierno y otro en el cielo. Ahora debes elegir tu eternidad.”

Reflexiona por un momento, el senador responde: “Bueno, yo nunca lo habría dicho, me refiero a cielo ha sido precioso, pero creo que estaría mejor en el infierno.”

Así que San Pedro lo acompaña hasta el ascensor y otra vez baja, baja, baja al infierno. Ahora las puertas del ascensor se abren y se encuentra en medio de una tierra desierta cubierta de mierda y desperdicios. Ve a todos sus amigos vestidos con trapos, recogiendo los desperdicios y metiéndolos en bolsas de color negro. El Diablo lo alcanza y le pone el brazo sobre su cuello. “No entiendo,-balbucea el senador.” Ayer estuve aquí y había un campo de golf y un club y comimos langosta y caviar y bailamos y lo pasamos muy bien. Ahora todo lo que hay, es un terreno baldío lleno de basura y mis amigos parecen unos miserables.

El Diablo lo mira, sonríe y dice: “Ayer estábamos en campaña! Hoy que votaron por nosotros! La elección ha terminado”.

YA TE CHINGATES!!

Comments

comments

Comments
6 Responses to “Política Infernal”
  1. Jorge Luiso says:

    Demasiado bueno!

  2. Esteban Amezcua says:

    hahahahaha muy bueno y cierto!!

  3. Lefty says:

    Great stuff, you heepld me out so much!

Leave A Comment